Escritorio del docente

Programa Conectar Igualdad.com.ar

Afiches con mensajes preventivos

Imprimir

Compartir

    

La redacción y confección de afiches, como un ejercicio de comunicación.

  1. Decidir entre todos (docente y alumnos) qué mensaje preventivo se desea transmitir a partir del afiche. La idea central deberá expresarse en un eslogan o en una frase que la sintetice. Para ello, tendrán en cuenta los siguientes aspectos:
    • A qué población se dirigirá el mensaje (a adultos, jóvenes, población escolar u otra).
    • Cuáles serán los objetivos del mensaje: brindar información, prevenir, alertar, generar reflexiones, etc.
    • Qué tipo de lenguaje se utilizará para transmitir el mensaje (con inclusión de palabras del lenguaje científico, con expresiones del lenguaje popular, etc.).
    • Qué función del lenguaje será la predominante: referencial, es decir que predomina lo informativo; conativa, es decir que predomina la exhortación, el carácter imperativo (dado por formas pronominales y verbales de la segunda persona); expresiva, es decir que se manifiestan las sensaciones y emociones del emisor del mensaje, o poética, es decir que predomina la intención de transmitir un mensaje de una forma poética, a partir de, por ejemplo, metáforas u otras figuras retóricas.
    • En qué lugar se ubicará el emisor del mensaje: en un lugar de autoridad (hablando e informando desde el saber), en un lugar de par (como si fuera uno más de la población a la que se dirige) u otro.
  2. Decidir entre todos la modalidad de realización del afiche. Puede ser:
    • Un afiche grande, tipo mural, en el que intervenga toda la división.
    • Varios afiches más pequeños realizados en grupos.

    Los alumnos deberán organizarse en grupos y distribuir los roles y tareas para realizar un trabajo colaborativo. Podrán compartir los archivos y documentos y alojarlos en la red de la escuela o en alguna de las máquinas.

  3. Decidir la estrategia visual que se elegirá para transmitir la idea principal. Para ello tener en cuenta los siguientes aspectos:
    • Soporte (tamaño y textura del material sobre el cual se realizará el afiche).
    • Relación entre el mensaje icónico (la imagen) y el mensaje lingüístico (el texto). Puede ser que el afiche presente partes iguales de imagen y de texto (generando un efecto que combine información con imagen), que haya un predominio de la imagen por sobre el texto (logrando un efecto más visual que informativo) o que predomine el texto por sobre la imagen (logrando un efecto más informativo que visual. En este caso el mensaje lingüístico ancla la imagen, es decir, guía su lectura).
Para construir el diseño tener en cuenta:
  • Para la imagen pueden utilizarse imágenes prediseñadas (recortes de diarios o revistas, fotografías, etc.) o diseñadas ex profeso para el afiche con diferentes materiales (pinturas al agua -como témperas y acrílicos-, tintas, fibras, objetos para realizar collage, etc.).

Si los alumnos no cuentan con una cámara filmadora o de fotos, podrán utilizar las webcams que incluyen los equipos o un celular con cámara de fotos. En los dispositivos de los alumnos y en las notebook de los docentes hay una serie de software educativos y quizás resulte oportuno utilizar el programa Cheese.

  • Las imágenes pueden ser figurativas o abstractas. Pueden presentar colores múltiples (para lograr un efecto vivaz, alegre) o dentro de una gama de color, por ejemplo todo en la gama del rojo (el rojo se ha asociado tradicionalmente a la pasión y confiere generalmente un efecto de gran intensidad) o del azul (que generalmente da un efecto de serenidad, frialdad, etc.) o bien a partir de colores complementarios (azul y naranja, violeta y amarillo, rojo y verde) para lograr un efecto de mayor contraste, o bien trabajar a partir de los valores acromáticos (la escala del blanco al negro pasando por todos los grises, que suele generar un efecto más neutro).
  • Relación con el fondo. Puede haber una división clara entre figura y fondo o una imbricación entre ambos de manera tal que no se hallen separados nítidamente uno de otro.
  • El texto debe ser sintético y expresado en una tipografía que pueda ser leída a una cierta distancia. Pueden utilizarse esquemas, flechas, gráficos, etcétera.

Las presentaciones de los distintos afiches podrán realizarse en Power Point o a través de un video; en este último caso puede utilizarse el programa Movie Maker.

Quizás resulte oportuno utilizar el programa Exe Learning, que sin necesidad de tener conocimientos sobre lenguajes de programación, permite construir sus propias ideas y contenidos, a partir de elementos simples como documentos, páginas web, artículos de Wikipedia, etc. Este programa se encuentra cargado tanto en los dispositivos para los alumnos como en las notebooks de los docentes.